Museo Textil de Oaxaca
FACEBOOK
FRIENDS

Noticias

Una historia a la vez. No. 06
Yatalhi Rosas Sandoval es tejedora de San Andrés Chicahuaxtla, y representante de más de 35 mujeres tejedoras
30 de marzo de 2015
Pieza del Mes
Pieza del Mes
Yatalhi aprendió a tejer a los siete años de edad derivado de la curiosidad que sentía al ver a sus compañeras de escuela tejiendo durante el descanso.

Yatalhi Rosas Sandoval es tejedora de San Andrés Chicahuaxtla, y representante de más de 35 mujeres tejedoras. Yatalhi aprendió a tejer a los siete años de edad derivado de la curiosidad que sentía al ver a sus compañeras de escuela tejiendo durante el descanso.

Así fue como Yatalhi desarrolló su mayor interés: preocuparse por el significado de la iconografía y los mitos que rodean al trabajo del telar de cintura en San Andrés Chicahuaxtla.

Antes de aprender la técnica de tejido, su familia le enseñó algunas creencias y mitos que existen sobre el telar de cintura. Por ejemplo,  la creencia de que una persona que pasa por debajo del telar se vuelve floja; o si alguien mete la cabeza en el triángulo que forma el telar, quien está tejiendo tendrá gemelos; o si el carrizo que divide la urdimbre se pega al cuerpo, entonces saldrán moretones en la piel.

“Yo no creía en esos mitos,  pienso que es para tener cuidado con el telar, ya que si pasas por debajo puedes sacar alguna pieza importante o mover los hilos, es una manera de respetar tanto a quien está tejiendo como al trabajo que se realiza en el telar” explicó Yatalhi.

Después de aprender los mitos y la técnica, Yatalhi comenzó a aprender lo que para ella resulta lo más relevante en los textiles que tejen, esto es,  el significado de cada diseño que se realiza en los diferentes huipiles de San Andrés Chicahuaxtla. Toda la iconografía que se aprecia tiene un significado diferente.

Uno de los diseños más utilizados por las tejedoras de la comunidad es el de la mariposa que significa “la metamorfosis de la misma, primero tejen  un gusano, luego una mariposa y finalmente, una vez más el gusano. La parte blanca es el descanso entre un ciclo y otro”. 

Otro diseño representativo es el de los triángulos que van al cuello y significan “los rayos que están en el sol”. Por otra parte, los listones que cuelgan por detrás del huipil significan“el arcoíris, la serpiente o la lluvia”.

Yatalhi comenta que ella siempre ha fomentado que las niñas vayan y pregunten a sus abuelas, a sus tías, los significados de la iconografía, para que puedan saber de primera mano y que ellas puedan hacer sus interpretaciones. Yatalhi está convencida que la tradición de tejer en telar de cintura no se va a perder, lo que está en peligro de perderse es el saber de los significados de cada iconografía, los mitos y leyendas alrededor del telar y de los huipiles.

Yatalhi, al ser representante , ha logrado que las mujeres de su grupo salgan a tomar cursos, vendan en expo-ventas, den talleres, vayan a concursos, y en todos estos eventos motiva a las señoras para que expliquen los significados iconográficos, el conocimiento sobre los diseños reflejados en el huipil.

“Este trabajo es lo que nos identifica como nánjnï’ïn, por eso hay que mantener esta actividad: para no perder parte de nosotras”, concluye Yatalhi, luciendo la mariposa tejida que lleva en su huipil.

Anteriores
2017
2016
2015
2014